lunes, 8 de junio de 2009

La intriga está servida


La mitad de tu rostro
Blanca Álvarez
Anaya, 2008, 183 p.

La mitad de tu rostro es una novela en la que se mezclan historias personales de jóvenes adolescentes con una historia de pseudo ficción que nos transporta a las páginas de un cómic maldito de los años 30 y a crímenes contra la humanidad.

Hugo comienza el curso en un instituto nuevo, por decisión de sus padres más que propia. Pensaba al menos tener el apoyo de su amiga Irina… pero ésta desapareció de casa en agosto y tres días después la policía recogía a una chica que llevaba varias horas sentada en un banco, sin moverse. Desde ese momento no volvió a hablar, ni a caminar,… parecía haber perdido toda noción de sí misma convirtiéndose en un vegetal. Hugo sigue yendo a visitarla diariamente, le habla, le cuenta cosas… con la esperanza de poder recuperarla algún día. Estas visitas también reconfortan a la madre de Irina y la acompañan en el dolor y la enfermedad.

Poco a poco Hugo se introduce en una trama, en una historia de intriga muy bien lograda y a él se unen dos compañeros de la clase, Jon y Vanesa. Vanesa, bravucona, grosera, dejada con los estudios… cambia completamente con tal de poder acercarse un poco más a Hugo. Es de destacar cómo el amor es capaz de transformar a las personas. Valora más el esfuerzo y el estudio como medio de cambio social y que abre oportunidades de futuro. Jon por su parte es un chico que sin llegar a la talla de enano, no alcanzaba más del metro treinta, todo un saco de huesos, con gafas, con alopecia… una diana para los dardos del resto de sus compañeros. Para él colaborar con Hugo y Vanesa en la resolución del misterio no es sólo una aventura, es compartir por primera vez con alguien intereses comunes, y ratos de ocio.

Es un libro valioso y muy recomendable para adolescentes. Se prueba que éstos ante situaciones desesperadas las resuelven de dos maneras, con el suicidio físico o con el suicidio mental. La colaboración de los amigos y la comunicación familiar son imprescindibles para no llegar a esos extremos. Sobran algunos tintes políticos ya que tiene muchos más valores que el de adoctrinar a los jóvenes. Destaca por la defensa de la vida, la superación de dificultades y el valor del esfuerzo. Además de ser un libro muy interesante, con gran intriga, muy bien narrado, fácil de leer, que enganchará rápidamente con la generación a la que va dirigida.

Blanca Álvarez es licenciada en Filología Española y Trabajo social. Trabajó en el mundo del periodismo, en el cual que sigue colaborando, lo que compagina con su labor literaria. Es una autora que ha demostrado su cercanía al público infantil y juvenil con sus más de 30 obras editadas. Destacan, entre otras, El Puente de los cerezos o Palabras de Pan, ambas ganadoras de muchos premios nacionales e internacionales.

Marigé Morales Gallo CCEI

1 comentario:

  1. Queridos amigos, muchas gracias por vuestros comentarios.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar

Esperamos tus comentarios con mucha ilusión