miércoles, 4 de noviembre de 2009

Pseudohistoria y aventuras... a través de los mares


Relato de las aventuras de Inés Saldaña y
de cómo ayudó a Colón a descubrir América.
Vicente García Oliva
Madrid, Pearson Alhambra
2006, 206p.

Pasado el quinto centenario de la muerte de Colón, y el aluvión de libros escritos con este motivo, es buen momento para destacar una obra que por sus características literarias, sociales y humanas no debemos dejar de leer.

Nacida en el seno de una humilde familia de alfareros andaluces a finales del siglo XV, la joven Inés Saldaña sufre la discriminación por su sexo y los celos de su hermano, mientras ve con inquietud el destino de sumisión y rutina que la aguarda. Así, decide lanzarse a la aventura bajo una nueva apariencia y, tras una etapa como ayudante de un sanador, servir en un mesón y no pocas peripecias más, logra el primero de sus sueños: embarcarse en la aventura de Colón. La vida en una carabela no es fácil, pero la inteligencia de Inés será decisiva en los momentos cruciales de la travesía.

Es una novela escrita con un trepidante ritmo y una acción novelesca similar a la de los libros de caballerías. Destaca un cuidado fondo histórico que pone de relieve el valor y el afán de superación de una chica que sobresale en una época en la que a las mujeres no les está permitido destacar. Retrata la situación en que las mujeres se encontraban en la época de la Conquista, y cómo la única forma de emanciparse era hacerse pasar por varón. La mezcla de la ficción literaria con la pseudohistoria no resta valor literario e histórico a la novela.

La narración podría decirse que refleja tres viajes, el viaje físico y real en sí; el viaje interior de la propia protagonista, viaje de iniciación a la vida, el que superan todos los adolescentes para llegar a adultos; y el viaje del lector, que va recorriendo paisajes y conociendo a los personajes, y sigue los avatares de un viaje que cambiará el ritmo de la historia.

Narrado en primera persona, Inés relata junto a sus aventuras, sus sentimientos y pensamientos. Los lectores penetramos perfectamente en su piel, su mente y su corazón. Sin embargo hay un segundo narrador en la tercera parte del libro, Don Diego de Alcaraz, que escribe su diario de a bordo en el que nos presenta los avatares del viaje y sus propios sentimientos. En este juego de dos voces el lector vive los acontecimientos desde el punto de vista de los dos protagonistas. Un bello efecto muy bien logrado.

El autor, Vicente García Oliva, con esta obra ha sido galardonado con el Premio de Narrativa Infantil y Juvenil CCEI en 2007 por ayudar a formar individuos más humanos. También destaca otro de sus viajes en barco, su novela de superación El barco de los locos, finalista de dicho premio años antes.

Marigé Morales Gallo. CCEI.
Si quieres conocer algo más sobre el autor y su bibliografía puedes visitar su propio blog:
http://www.trabayudecampu.com/(en asturiano)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos tus comentarios con mucha ilusión