viernes, 24 de julio de 2009

Premio CCEI de Ilustración, 2009


El XIV premio CCEI en su categoría de Ilustración ha sido concedido a la Editorial Sm por la obra Cinco Ovejitas, ilustrada por Ana Guerrero y escrita por Andrés Guerrero. Se trata de un divertido cuento sencillo, en el que un lobo no puede dormir y para lograrlo su mamá le invita a contar ovejitas… Está ilustrado de una manera sencilla pero a la vez creativa. No interfiere con el imaginario del niño y le invita a adentrarse de lleno en su lectura y en su propia evocación del texto. Demuestra que lo bueno no está reñido con lo sencillo. El jurado al completo votó por este libro. Puedes ver algunas ilustraciones y otros libros del mismo autor en el Museo de Ilustradores de SOL:
http://sol-e.com/bancorecursos/museo.php?letra=G&id_tabla=17

Entre los finalistas está la Editorial Bruño con la obra Noche de miedo, libro de adivinanzas monstruosas, ilustrada por Violeta Monreal y escrito por Antonio Gómez Yebra. Se trata de un álbum más de la colección que ambos publican con acierto, tanto por las adivinanzas, sencillas, clásicas y rimadas, como por la edición en general: gran formato, derroche de color e imaginación. Violeta Monreal, en un estilo ya muy característico, sigue sorprendiéndonos con sus collages y sus dibujos, páginas que deleitarán a los niños cuando pasen buenos ratos buscando todos los detalles que la obra encierra. Os recomiendo una reseña de la obra publicada en el blog de Pizca de papel:
http://elblogdepizcadepapel.blogspot.com/search/label/Antonio%20A.%20G%C3%B3mez%20Yebra

Los miembros del jurado de esta décimocuarta edición, han sido:

Javier Abad Molina, Artista Visual y Doctor en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Profesor Titular de Educación Artística del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle (Centro adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid). Miembro del grupo EnterArte.

Elena Fernández Núñez, Profesora del primer ciclo de Primaria desde hace 30 años. Gran conocedora del universo infantil, de su psicología e intereses. Colaboradora habitual del grupo de lectores de Literatura Infantil y Juvenil CCEI.

Pilar Molina Llorente, Licenciada en Bellas Artes, se dedica desde hace muchos años al mundo de la literatura infantil y juvenil, tratando de hacer llegar a los más pequeños el interés por la belleza de la palabra y de la imagen. Como autora, su primer gran reconocimiento lo tuvo en 1964 cuando ganó el premio Doncel, desde entonces no ha parado de escribir y de traducir. Cuenta con más de 32 libros.

María Genoveva Morales Gallo, Licenciada en Ciencias de la Información y Diplomada en Magisterio; de vocación, educadora. Bibliotecaria, especialista en Promoción de la lectura y Literatura Infantil. Colabora con la Revista de pastoral Juvenil en la sección de Crítica literaria de libros juveniles. Miembro del grupo de lectores de la CCEI.

María Puncel Reparaz, escritora desde los veinte años… En su dedicación a la literatura infantil combina la labor creadora con la faceta profesional de la edición, durante 25 años. Ganadora del Premio Lazarillo en 1971, con Operación pata de Oso. Ha publicado más de 80 obras originales y traducido más de 350. Colabora habitualmente en la revista juvenil Supergesto, desde su fundación en 1991.

El premio ha sido relativamente fácil de fallar puesto que tan sólo se presentaron 45 obras al premio, de 11 editoriales diferentes. Por lo general se debaten entre las ilustraciones catalogadas como infantiles, muy clásicas y apuestas más innovadoras con una ilustración moderna a veces muy bella pero poco adecuada al nivel del lector al que va dirigida la obra. Se han echado en falta álbumes y libros preminentemente ilustrados de las editoriales Corimbo, Espasa Calpe, Beascoa, Juventud, Ekaré, Kalandraka, Timun Mas, OQO, La Galera… que tanto peso tienen en este ámbito de la literatura infantil. Esperamos contar con ellos en sucesivas ediciones.
Marigé Morales. CCEI

domingo, 19 de julio de 2009

Magia, aventura, princesas y magos


El secreto de If
Ana Alonso y Javier Pelegrín
Ediciones SM, Col. Barco de Vapor
2008, 261 pág.
Premio Barco de Vapor 2008 y lista de Honor CCEI 2009

La princesa Dahud , del reino de Kildar, parte en un navío de cristal hacia la capital del misterioso reino de If para casarse con el príncipe heredero. Nunca había ocurrido que un sucesor del trono de ese reino fuese prometido a una princesa extranjera. Los poderes mágicos de los habitantes de If jamás se compartieron con nadie que perteneciera a tierra extraña. ¿Qué ha ocurrido ahora? ¿Van a hacer partícipes de sus poderes y su superior bienestar a otros? Hay razones profundas para que ese matrimonio se celebre, pero no es seguro que llegue a realizarse. Las aventuras y, sobre todo, las sorpresas van a complicar extrañamente todo el proceso, en el que se entrometen dos personajes más que durante muchas páginas no dejarán claro por qué entraron en la novela.

Estamos ante una obra muy cuidada en su presentación, en su texto y en las ilustraciones, que aparecen en todas sus páginas.

Los autores mantienen un delicado equilibrio entre la realidad y la fantasía. Logran así que la historia no se convierta en irreal y que la fantasía mantenga, al tiempo, su espacio y su fuerza. Además, al manejar las posibilidades del mundo fantástico y del mundo palpable, se multiplican las oportunidades de llevar al lector por el camino de lo inesperado sin despegarse de lo que es razonable y constatable. La irrealidad del país y el «carne y hueso» de los protagonistas me hicieron pensar en los libros de Harry Potter. Añadamos a eso «los dos personajes añadidos» que nos traen el recuerdo de D. Quijote y su escudero Sancho.

Libro muy bien realizado y muy apto para los mismos que leyeron las aventuras de Harry Potter; lectores en torno a los 13 años.

Valores: Libertad, amor, búsqueda de la verdad y del bien social.
Xavier Ilundain, CCEI

Más información:

domingo, 12 de julio de 2009

La princesa de las aguas


Zumo de Mango
Carlos Puerto
Bruño, Madrid, 2008
Colección Paralelo Cero, 148 p.

Diez razones por las que este libro ha quedado finalista:

  • Un lugar: la India
  • Un personaje: Meena, la princesa de las aguas
  • Una trama: conocer los orígenes de cada uno
  • Un momento histórico: aquí y ahora
  • Un autor: Carlos Puerto
  • Un tema: la adopción
  • Unas citas literarias: Tagore y Salman Rushdie
  • Unos valores: respeto, pluralidad religiosa, comprensión, responsabilidad...
  • Unos datos subyacentes: Teresa de Calcuta, trámites burocráticos.
  • Unos valores literarios: descripciones de ambientes, costumbres, paisajes...

Conjugados todos estos datos se conforma esta obra de tema social, real, actual y cercano a los jóvenes. Si bien es una obra sencilla en todo su conjunto, su riqueza la encontramos en el estilo narrativo -en donde se juega con el ayer y con el hoy, con el estilo directo e indirecto de los diálogos-, y en la evolución y crecimiento del personaje central. Meena, joven de quince años adoptada en Calculta, cuya vida transcurre en nuestro país de forma apacible y en un ambiente social acomodado. Las navidades de su quince cumpleaños le harán cambiar todos sus planes: los padres han organizado un viaje para visitar la India y que conozca sus verdaderas raíces. El viaje, en sus inicios, resulta desagradable para Meena, pero poco a poco la va a hacer cambiar para siempre.

En sus páginas se pueden encontrar mensajes que ayuden a hacer pensar a los jóvenes lectores que no ven otra realidad distinta a las fiestas, el consumismo, su propio entorno, sus amigos, sus comodidades, encuadrado todo ello en un mundo alejado de los países tercermundistas. De forma sutil aparecen valores de todo tipo, llegando incluso a tocar el tema del tabaco y la obligación de comer por encima de todo.

Carlos Puerto va contando la historia de una familia de muchas que existen hoy en nuestro país, a través de un viaje que repiten con su hija adoptada, alternando sus vicisitudes, trámites y dificultades que tuvieron que superar para la adopción y los lugares que visitan en la actualidad para que Meena conozca sus orígenes y sea consciente de las otras realidades que viven sus compatriotas que no han tenido su suerte. Como Estrella, la niña ciega que Meena ayudaba en el orfanato y a la que habría gustado reencontrar -si es que todavía vivía-, llevársela consigo y hacerla su amiga. Para ella es uno de sus últimos pensamientos: «Estrella, mi niña, te quiero; estés donde estés, siempre te llevaré en el corazón».

Mercedes Alonso Alonso, CCEI

miércoles, 1 de julio de 2009

Un niño egipcio

A lo lejos, Menkaura
Elena O'Callaghan i Duch
Edelvives
Madrid, 2008, 172 p.
Premio CCEI 2009
Premio Alandar 2008

Gamal tiene casi trece años, la piel azabache y el pelo rizado y oscuro.

Gamal vende brazaletes, collares y postales a los turistas. No pide dinero, ni roba. «El dinero hay que ganárselo», le repite su padre con frecuencia. Por eso Gamal se levanta a las cinco de la mañana todos los días y camina hasta la meseta donde Menkaura, la menor de las pirámides de Giza, se alza, majestuosa. El niño cree que Menkaura es su mejor amiga, igual que antes lo fue Gazela, un muñeco de trapo que enterró junto a la tumba de su madre, para que no se encontrara sola.

Gamal habla siempre con Menkaura, le cuenta cosas sobre su pasado, sus trabajos, y sus sueños. Porque Gamal tiene muchos sueños: desea poder ir a la escuela, para aprender a leer y a escribir, desea pagar algún día la entrada a la pirámide y descubrir qué tesoro oculta. «Tu sueño no está en el pasado, sino en el futuro», le susurra Menkaura cuando Gamal se deja llevar por la nostalgia y recuerda, con el corazón encogido, los hermosos ojos de su madre fallecida. Pero ¿qué futuro le espera a un niño de casi trece años que no sabe leer ni escribir?

A lo lejos, Menkaura es la historia de este niño, Gamal, pero también es la historia de millones de niños que, en el mundo, son víctimas de la pobreza, la explotación, las enfermedades o el abandono. Una novela bella que invita a pensar, escrita con un lenguaje estudiado y preciso, carente de adornos superfluos pero lleno de poesía: la que lleva implícita el corazón de un niño. En este caso, un niño egipcio.

Paloma Muiña, CCEI

Más información:

http://lij-jg.blogspot.com/2009/06/lo-lejos-menkaura-elena-ocallaghan-i.html

http://www.sol-e.com/bancorecursos/directorio_resultado.php?dSeccion=7&id_tabla=3182