martes, 30 de marzo de 2010

Un paseo por el bosque interior...

La criatura del bosque
Pedro Riera
Ed. Edebé, 2009, 361 p.
La criatura del bosque es una novela interesante, muy bien escrita y llena de valores. En la misma línea que su predecesora, La leyenda del bosque sin nombre, Pedro Riera une personajes marcados con fuertes personalidades con situaciones pintorescas que le dan agilidad a la trama, mientras nos hace pensar sobre cuál es el verdadero éxito en la vida.

Matías es un niño tranquilo de 10 años que tiene como don poder comunicarse con las cosas y los animales. Vive feliz junto a su madre con su diferente postura ante la vida más pausada que sus compañeros, hasta que un día su padre decide cambiarle el carácter y hacer de él un hombre con futuro, basándose más en su propia vanidad que en los intereses del chico. Como prueba le lleva a pasar quince días de un verano a su pueblo, Acedo de los Aguiluchos, donde Matías conocerá algo más de su padre y se enfrentará al secreto del bichogordo.

El bichogordo es un ritual que durante treinta años se viene realizando en Acedo de los Aguiluchos para animar a los niños a superar su miedo a la oscuridad. Nació por una apuesta entre jovencitos y se sigue realizando con la convicción de que el bichogordo es una persona difrazada que asusta a los niños. Este año Matías descubrirá otra verdad diferente.

El padre de Matías, Simón Rotundo, es allí admirado y temido, y él se siente orgulloso de haber llegado lejos en la vida. Pero Matías se da cuenta de que todo lo consigue a base de dinero. Su fracaso en la vida personal se debe a que sólo saber relacionarse por su dinero: compra la amistad, la fidelidad, el respeto… Simón Rotundo obligará a su hijo a ser respetado con la constante amenaza de que si no lo consigue le cambiará de colegio y le llevará a la Eximia Escuela de Creativos Publicitarios. Matías es un chico de honor y de palabra, que salvará al Bichogordo aún a costa de sus intereses personales.

Destaco el personaje de Belisario, el famoso jugador de fútbol y su crítica a la realidad actual del futbol más centrada en los placeres de la fama y de la ilusión que en el propio deporte y en la fortaleza interior de sus jugadores.

Pedro Riera (Barcelona 1965) es licenciado en Ciencias de la Información. Ha trabajado en televisión, cine y publicidad, principalmente en las áreas de producción y realización. En 1997 se instaló en Bosnia, donde trabajó durante dos años como productor, realizador y guionista de las campañas de televisión y radio de una organización internacional; y como fotógrafo free lance para Associated Press y diversas ONG.

De su experiencia en los Balcanes han salido dos novelas Heridas de Guerra (2004) y Un Alto en el Campo de los Mirlos (2005). La leyenda del Bosque sin nombre fue su primera incursión en la literatura infantil y juvenil, con la que ganó el Premio CCEI de Literatura en 2008.
Marigé Morales Gallo. CCEI

Si te interesa conocer algo más del autor, puedes leer aquí una entrevista:
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=670814&idseccio_PK=1013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos tus comentarios con mucha ilusión