jueves, 1 de julio de 2010

Ganador CCEI Literatura 2010

Llora Jerusalén
Santiago Herráiz
Bruño, 2009
Col. Paralelo Cero nº 62


Si tuviéramos que decir qué elementos configuran esta novela, como si de una fórmula magistral se tratase, afirmaríamos que:
  • Odio,
  • Amor,
  • Religión,
  • Amistad,
  • Venganza,
  • Reflexión,
  • Evocación de Enseñanzas,
  • Conflicto Palestino,
  • Inmolaciones,
  • Convivencia,
  • O tu país o la justicia,
  • Toma de Decisiones…
  • y algún otro pequeño Reactivo.
Son, en mayor o menor medida, los que utiliza Noa para contarnos, en primera persona, los graves acontecimientos ocurridos en Israel, y su toma de decisiones ante estos.

Apoyándose en las enseñanzas y actitud de su profesora de Historia del Pueblo Árabe, Adila Munser, cristiana ortodoxa de origen sirio, va contando, a modo de análisis, las distintas posturas que se toman entre hechos, acciones y acontecimientos graves en los que se ve implicada. Comienza a descubrir al cristianismo como religión de todos y modelo de conducta y acogida, en un país donde las luchas son más bien de carácter religioso, y descubre y demuestra la posibilidad que hay de convivir con el diferente, quererle y perdonarle.

Novela casi expositiva de hechos reales de lo que viene sucediendo, casi a diario, en Israel entre judíos y palestinos. Narrada con un lenguaje sencillo pero claro y rico en matices expositivos de acciones, sentimientos y hechos históricos (p. 106, 107 y 126), presenta un rico elenco de personajes perfectamente encajados, cada uno de ellos, en el rol de la historia. Una historia llena de contrastes vivenciales en donde la venganza, el odio y el poder se contraponen al amor, al perdón, a la ayuda y a la reflexión. Todos ellos, junto con otros valores que subyacen en el relato, tanto a nivel humanístico como interculturales, pueden ayudar a los jóvenes a descubrir otras realidades, otras formas de afrontar los conflictos, otra manera de reaccionar y de convivir con el diferente, como medios para poder vivir en paz en un mundo tan heterogéneo tanto a nivel político como religioso.


A lo largo de la lectura, se van encontrando frases o expresiones que apoyan todo el mensaje y sentido de la obra. Sirvan como ejemplo:
“Me esforcé en mirarles con odio, pero aquellas personas que yo supiera, no me habían hecho daño. Eran niños, familias… personas como los abuelos o como yo.” p. 21
“Sus ojos no eran aquellos hermosos ojos que yo había conocido, estaban envenenados.” p.33
“El odio se sirve caliente como la sopa en el desierto. Pero nunca es razonable, nunca.” p. 37
“A veces hay muertes que sirven para algo. Quizás para que los demás, al contemplarlas, cambiemos un poco, seamos mejores personas y dejemos de matarnos.” p.53.
“Cuando un pueblo entero se olvida de perdonar, se olvida también de vivir, pierde su manual de instrucciones.” P.66

Y, como síntesis o mensaje global de la novela:
“Vagué entre las tumbas, revolviéndome contra aquella realidad. El hombre es capaz de aprender de sus fallos –no había duda–, de arrepentirse y pedir perdón… pero también de perdonar. Palestina e Israel necesitábamos hacer tanto una como la otra. SUSTITUIR EL ODIO Y LA VIOLENCIA POR LA COMPRENSIÓN Y LA PAZ”. P. 78.
Mercedes Alonso Alonso. CCEI

7 comentarios:

  1. Tan sólo felicitarles por un premio tan justo. Leí la obra de Santiago Herraiz hace tiempo, y me encantó. Es un libro redondo, por lo que cuenta y cómo lo cuenta, que cuadra perfectamente con los objetivos del CCEI. Enhorabuena a todos.

    ResponderEliminar
  2. Un libro que hace pensar, que te da un punto de vista nuevo sobre un tema -el conflicto palestino israelí- sobre el que pensábamos que lo sabíamos casi todo. Un asunto..."espinoso" engarzado en una historia humana consistente, realista y con gancho. Muy bueno. Lo recomiendo.
    PLAP

    ResponderEliminar
  3. He tenido la opurtinidad de leer el libro y me ha encantado. Es una novela llena de sentimiento y esperanza. Me alegra que haya sido premiada. Enhorabuena a Don Santiago Herraiz

    ResponderEliminar
  4. margarita calavia sos16 de julio de 2010, 14:24

    felicidades por un libro tan estupendo

    ResponderEliminar
  5. Vaya pedazo de libro.... Enhorabuena de un fan de tus libros. Eduardo Ausín

    ResponderEliminar
  6. Excelente libro. Lo recomiendo vivamente. Enhorabuena pues, sin duda, ayuda a entender mejor el drama que se vive entre palestinos e israelíes.

    Marcos G.

    ResponderEliminar
  7. Aún no me lo he leido, pero lo haré pronto, porque los anteriores han sido fantásticos. De este autor me creo cualquier buena crítica.

    ResponderEliminar

Esperamos tus comentarios con mucha ilusión