jueves, 29 de abril de 2010

Cuatro amigas y una historia.

Sonata de amor
Blanca Álvarez
Anaya, 2009, 166 p.
Blanca Álvarez es licenciada en Filosofía Española y Trabajo social, Trabajó en el mundo del periodismo, en cual que sigue colaborando y que compagina con su labor literaria. Es una autora que ha demostrado su cercanía al público infantil y juvenil con sus más de 30 obras editadas. Son de destacar, entre otras, El Puente de los cerezos o La mitad de tu rostro, ambas ganadoras de muchos premios nacionales e internacionales.

En Sonata de amor se mezclan historias personales de jóvenes adolescentes actuales con una historia de amor entre un genial compositor de música y una bella aristócrata parisina pocos años antes de la I Guerra Mundial. Glenn es un músico canadiense, excéntrico e impagable, y Geneviève (que no Genevievé como, por desgracia, aparece escrito en el libro) una mujer que despierta admiración, pasión y galanteo en los salones parisinos. Con su sonata de amor en tres tiempos y un lamento, desde el piano Glenn controlará para siempre sus sentimientos.
Como en otras ocasiones la autora revive historias pasadas y las acerca al presente con un realismo sin par y un creciente interés para el lector, en este caso más acertado es decir, joven lectora.

Las cuatro chicas, Carmen, Carla, Celia y Clore, forman un cuarteto de cuerda para poder dar pequeños conciertos y así ganarse algún dinero extra. Entre sus conversaciones y pensamientos entrevemos el esfuerzo que realizan estas jóvenes para llegar a convertirse en profesionales del mundo de la música y la dureza de sus ritmos de estudio y entrenamiento.

Una vez más en las novelas de Blanca Álvarez es de destacar cómo el amor es capaz de transformar a las personas y se valora el esfuerzo y el estudio como medio de cambio social y que abre oportunidades de futuro, temas que ya trataba en La mitad de tu rostro.

Marigé Morales Gallo. CCEI.